Información sobre Madarcos

Ayuntamiento:
Pza. de la Iglesia, 1 - 28755 Madarcos
Tel.: 91 868 16 07

Altitud: 1.062 m. | Superficie: 8,5 km2 | Población: 45 habitantes.
Distancia desde Madrid: 84 km.

Acceso por carretera: A-1 hasta la salida 85 y se continúa por la M-141 hasta Horcajo, población donde hay que tomar la M-143 hasta Madarcos.

Acceso en autobús: Desde Madrid (Pza. Castilla), línea 196 (Continental Auto); desde Buitrago del Lozoya, línea 191B (Continental Auto)

Madarcos se encuentra en la zona septentrional de la provincia de Madrid, en las estribaciones de Somosierra y al pie de un cerro denominado Majada de la Peña. Es un territorio accidentado, de suaves pendientes. El pueblo se asienta en un altiplano bordeado por la hoz que forma el río Madarquillos.

La altitud del término oscila entre los 988 y los 1.300 m., siendo sus alturas más importantes el Cerro Quiñones (1.324 m.) y el Pico de la Dehesilla (1.316 m.) El principal curso fluvial es el Madarquillos que nace en la Sierra de La Acebeda. En él confluyen los arroyos de San Benito y el Hondo, así como el río de la Nava o Cocinillas. Estos ríos van a desembocar al Embalse de Puentes Viejas, que comienza en el extremo sur del término de Madarcos, en el sitio llamado de San Cristóbal.

En torno al Pico de la Dehesilla se extiende una amplia zona de monte bajo que supera casi el 50% del término y está dedicada a prados y pastizales con matorral y roble disperso y una pequeña zona de sotos. Las tierras a lo largo del Madarquillos, cerca del pueblo, son huertas de regadío con abundante vegetación y arbolado.

No hay datos sobre el origen de Madarcos y su existencia no está documentada hasta el siglo XVIII. En el término, en un lugar conocido como La Nava -hoy despoblado-, se han descubierto restos arqueológicos de un asentamiento de época medieval. Distintos textos acreditan la presencia en este lugar, hasta el siglo XVIII, de una aldea con parroquia denominada Santa Cruz de la Nava.

La economía del pueblo ha sido siempre agraria y ganadera, tradicionalmente existía una parte del término con terrenos de regadío (abastecidos por la reguera común que viene de Robregordo), en la que se producía lino, trigo, centeno, frutales y hortalizas. En la parte de secano se producía centeno. El resto, estaba ocupado por parte de secano y monte. La Dehesa Boyal era aprovechada por todos los vecinos. Las Eras eran públicas, y comunes.

En el siglo XIX se produjo un progresivo decrecimento de los cultivos que se redujeron a hortalizas, leguminosas y frutales, y una mayor especialización ganadera centrada sobre todo en el lanar y el vacuno. A mediados del siglo XX la producción se mantenía, pero el vacuno de leche fue sustituido por la vaca de carne. Se introdujeron las gallinas y desapareció completamente la cría familiar de porcino.

Desde finales del siglo XX, el turismo rural también está presente en Madarcos, que ofrece casas rurales y restaurantes a los visitantes que se acerquen hasta la localidad.

Santa Ana
Se celebran, a finales de julio, con Misa, procesión, actividades culturales, verbenas y actos lúdicos.












Lugares interesantes en Madarcos

  • Ayuntamiento

    Aunque no es un lugar de visita propiamente dicho, merece la pena contemplar este edificio situado junto a la iglesia. Es obra de los arquitectos Emilio Pemjean, Rodrigo Pemjean y Carmen Martínez y recibió un importante premio por su arquitectura en 1998. Consta de dos volúmenes -uno alberga la sala de reuniones y el otro las dependencias municipales y la clínica- y se caracteriza por no tener ventanas, aunque la luz entra por tragaluces y cristaleras.
  • Iglesia Parroquial de Santa Ana

    Construida en el siglo XVII, es de planta rectangular con una sola nave. La espadaña, con dos campanas, es el elemento más interesante que se conserva del edificio. La pila bautismal, de piedra, es también el único elemento originario del mobiliario interior.

    El conjunto formado por el potro, la fragua y el lavadero público se rehabilitó en 1991.
  • Construcciones agropecuarias tradicionales

    En el pueblo se conservan edificaciones que, en su día, jugaron un papel fundamental en la economía local como la fragua y el potro de herrar –ambos restaurados–, un lavadero y un curioso reloj de sol que, antaño, marcaba las horas de riego y que está junto a una antigua fuente, en el paraje de la Peña de la Vez.

Casas rurales cerca de Madarcos

Restaurantes cerca de Madarcos

PapeleriaImpresa.com, todo el material impreso de tu empresa en un click
Baarty.com, soluciones para bares

Actualizado: viernes, 20 de octubre de 2017 |
© TurMedia Turismo, S.L. 1997-2017 |
Contactar con sierranorte.com | Aviso legal

Un producto de TurMedia Turismo  

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar